Ir al contenido

¡No tengo tiempo! La gente está definitivamente más ocupada que nunca en estos días, y a veces, afirmamos que no tenemos tiempo para hacer ejercicio. Si bien eso puede ser cierto en algunos días atestados, muchos de nosotros tendemos a priorizar y dedicar tiempo a lo que realmente queremos hacer. Admitámoslo, la gente sigue viendo mucha televisión, pasando el rato en Facebook y jugando con sus teléfonos o iPads.

Y si crees que necesitas una hora completa para que tu entrenamiento cuente, piénsalo de nuevo. Aunque normalmente se obtienen mayores resultados con sesiones de ejercicio más largas o más frecuentes, la buena noticia es que las investigaciones han descubierto que incluso las sesiones más cortas son beneficiosas.

¿Cómo hacer ejercicio para personas ocupadas? Si no puedes encontrar un bloque de 30 ó 45 minutos para hacer ejercicio en un día concreto, intenta dividir tu rutina en sesiones de 10 ó 15 minutos. Mientras el gasto energético total sea el mismo que si realizas una sesión más larga y constante, los efectos son los mismos en la forma física.

Sin embargo, para que esto sea efectivo, la intensidad es importante. Por supuesto, el ejercicio no puede consistir en un lento paseo de la televisión a la nevera. Tienes que dar un paseo rápido, subir las escaleras repetidamente, levantar algunas pesas o realizar flexiones, abdominales y planchas, por ejemplo, a un nivel en el que realmente sientas que estás trabajando.

El objetivo es ser lo más activo posible durante el tiempo que te puedas permitir. Todo suma y marca la diferencia.