Ir al contenido

Sobrevivir a los meses de fríoAhora que las temperaturas están bajando en Estados Unidos -y que en algunas zonas ya se ven copos de nieve-, el invierno está definitivamente en camino. Esta puede ser una estación difícil para muchas personas, con menos horas de luz, poco sol, resfriados y gripe y mucho más tiempo en el interior.

Con la tentación de hibernar, dormir la siesta y cargar de carbohidratos, puede ser más difícil durante el tiempo frío permanecer activo y mantener hábitos saludables. Esto puede suponer un cambio significativo con respecto al verano, cuando la actividad física, la alimentación saludable y el tiempo al aire libre son mucho más naturales.

Aunque las diferentes estaciones dictan algunos cambios por defecto, es importante buscar continuamente el equilibrio y un estilo de vida orientado al bienestar para favorecer una salud física y mental óptima. En otras palabras, no dejes que el invierno te deprima. Resuelve afrontar el tiempo (¡limita las quejas!) y saca lo mejor de cada día para sentirte y verte mejor.

Puede que sea más fácil decirlo que hacerlo, pero aquí ofrecemos algunas valiosas recomendaciones para sobrevivir a los meses de frío. Pruébalas y te sentirás mejor cuando llegue la primavera.

Actividad física

No te sientas perezoso a la hora de entrenar sólo porque estés cubierto con capas de ropa. Sigue yendo al gimnasio cada semana o haciendo tu rutina en casa, y prueba a mezclarlas para conseguir una motivación extra. Considera estas opciones:

  1. Toma una nueva clase: ¿alguien quiere hacer yoga caliente? Prueba una nueva clase en el gimnasio para que tu cuerpo y tu mente se muevan de forma diferente.
  2. Haztesocio - Consigue un compañero de entrenamiento para que te rinda cuentas, y queda con él para correr al aire libre o para una sesión de ejercicio en el gimnasio.
  3. Contrata a un entrenador - Tanto si prefieres la atención individual como el entrenamiento en grupos reducidos, trabajar con un entrenador añade nuevos ejercicios, una atención especial a la forma y a la ejecución y una novedad que te hace seguir adelante. Además, como estás pagando por estas sesiones, es menos probable que las desaproveches.
  4. Invierte en tu gimnasio en casa - Cuando las condiciones no sean seguras para ir al club, te vendrá bien una pieza de cardio versátil, como una bicicleta elíptica, a la que puedas subirte en casa. O regálate para las vacaciones unas mancuernas Bowflex SelectTech, bandas de resistencia y un banco o una pelota de estabilidad para trabajar la fuerza. Consulta los entrenamientos en línea para variar tus regímenes; hay algunos que sólo duran 10 minutos para los días en los que tienes poco tiempo.
  5. Salir a pasear - Tanto si sacas a pasear al perro como si te reúnes con tu pareja después de cenar, un paseo enérgico, con el suficiente abrigo, es vigorizante y una buena manera de vencer la fiebre de la cabaña. Comprueba primero el tiempo, y no salgas si las temperaturas son bajo cero o la sensación térmica es brutal. Vístete siempre con ropa de abrigo para no congelarte; puedes quitarte los gorros y los guantes si entras en calor una vez que estés en movimiento.
  6. Correr al aire libre - Si no hay mucho hielo o nieve, el aire libre puede ser estimulante si vas bien vestido. Ponte una capa adecuada, utiliza ropa reflectante si está oscuro y mantente en las aceras o caminos pavimentados para pisar con más seguridad. No olvides el bálsamo labial, los pañuelos de papel y el sombrero.
  7. Disfrute de los deportes de invierno: el patinaje sobre hielo es una actividad estupenda que puede compartir con amigos y familiares. O practica el esquí alpino o de fondo, las raquetas de nieve o el snowboard para realizar una actividad física rigurosa y valiosa que dista mucho de ser una aburrida tanda de ejercicios.
  8. Aprovecha la nieve: palear es un ejercicio que quema muchas calorías, así que ponte a ello. También puedes unirte a los niños en una guerra de bolas de nieve, ir en trineo o construir un fuerte. Olvídate de los entrenamientos tradicionales y diviértete.

Nutrición

Sobrevivir a los meses de frío y mantenerse sano significa vigilar la dieta y no abusar de la comida reconfortante, como las sopas cremosas, la fondue, los guisos con almidón y los postres ricos, que suelen tener muchas calorías y grasas. Está bien disfrutar de estos platos favoritos con moderación, pero no llenes tu plato con estas opciones pesadas a diario.

  1. Mantén la fruta y las verduras - Sabemos que en invierno es más difícil encontrar productos frescos, pero asegúrate de mantener una ingesta diaria de muchas frutas y verduras. Utiliza opciones congeladas si es necesario para batidos, para mezclar en ensaladas o para acompañar platos.
  2. Manténgase hidratado - Es fácil deshidratarse en invierno, ya que no siempre sentimos sed. Recuerda que el café, las bebidas con cafeína y el alcohol son diuréticos. Lleva una botella de agua contigo en el trabajo o en la escuela, y siempre durante tus entrenamientos. Si te sientes fatigado o eres propenso a los dolores de cabeza, bebe, ya que esto puede aliviar estos síntomas.
  3. Pruebe nuevas recetas: si se ha estancado y se encuentra comiendo siempre lo mismo (o cereales para cenar, otra vez), busque nuevas recetas en Internet o en libros de cocina, o pregunte a su familia y amigos por sus favoritas. Busca también opciones saludables: hay muchísimas y puede que encuentres algunas nuevas.
  4. Limite los excesos de comida - Con más tiempo en casa y una gran cantidad de alimentos especiales y golosinas navideñas, este es un momento privilegiado para comer en exceso y ser indulgente, lo que significa un exceso de calorías y un posible aumento de peso. Controla las porciones y no te saltes comidas para "ahorrar" calorías y poder comer con desenfreno en las fiestas.
  5. Asistir a una clase de cocina - Si te gusta cocinar, ésta es una forma divertida de salir de casa, conocer gente nueva y ampliar tus capacidades en la cocina. Si tu idea de cocinar es meter una comida congelada en el microondas, quizá no sea tu opción ideal. Pero puede que encuentres una clase centrada en comidas o postres rápidos y fáciles que despierte tu interés.

Salud mental

Los días grises consecutivos y el clima sombrío pueden hacer mella en el espíritu y provocar la depresión invernal o el trastorno afectivo estacional (TAE), que afecta a 3 millones de estadounidenses cada año. Aislarse en casa bajo las sábanas no ayuda. Sé proactivo para mantener una perspectiva positiva.

  1. Salga al aire libre: el aire fresco puede mejorar su estado de ánimo y su energía. Consulte la sección de actividad física más arriba.
  2. Ejercicio - Las investigaciones demuestran que el ejercicio puede ayudar a liberar serotonina y dopamina, las endorfinas que te hacen sentir bien. Sigue moviéndote.
  3. Utilice la terapia de luz: sentarse frente a una caja de luz durante 30 minutos o más cada día estimula las sustancias químicas del cerebro que pueden ayudar a aliviar los síntomas del TAE.
  4. Socialice - Resista el impulso de encerrarse en casa y, en su lugar, salga e interactúe con otras personas para combatir la soledad. Queda con tus amigos para comer o tomar un café, únete a un club de lectura, hazte voluntario en una organización local, toma clases en la universidad local, organiza una noche de juegos o una fiesta de cine o asiste a eventos en museos, la biblioteca o galerías de arte. Aprovecha la multitud de opciones.
  5. Pruebe las opciones mente-cuerpo: el yoga, la meditación, las imágenes guiadas y los diarios ofrecen valiosas salidas para la gestión del estrés, el estado de ánimo y la relajación.
  6. Acude a un consejero: si tienes una depresión persistente, el asesoramiento profesional y quizás la medicación o los tratamientos alternativos pueden ayudarte a sentirte mejor y a desarrollar mecanismos de afrontamiento.
  7. Descanso - Manténgase activo durante el día y procure dormir unas horas seguidas por la noche. Las siestas cortas son aceptables si son absolutamente necesarias, pero no te quedes en pijama todo el fin de semana. Mantenerte ocupado te ayudará a tener un sueño de calidad durante la noche.