Ir al contenido

perder peso

 

 

¿Sientes que empiezas una nueva dieta cada dos lunes? Deja de hacer dietas yo-yo y utiliza estos consejos para perder peso de forma definitiva.

 

 

¿Sabías que una persona media gana un kilo y medio al año? ¡Vaya! Eso sí que puede acumularse con el tiempo. Entonces, ¿cómo puede ayudar a prevenir este aumento de peso y mantenerlo con el tiempo? Aquí tienes unos cuantos consejos útiles:

  1. Desayuna - Todos hemos oído que es la comida más importante del día, pero es cierto. El desayuno pone en marcha el metabolismo y las investigaciones demuestran que las personas que desayunan con regularidad reducen su probabilidad de ser obesos en un 35-50%.
  2. Comience las comidas con una manzana, una ensalada o una sopa - Son rellenos saludables (siempre que no sea una sopa a base de crema) que pueden minimizar su apetito antes del plato principal. Escoge sabiamente, limitando los elementos con alto contenido en grasa como los picatostes, el beicon, el queso y los aderezos pesados. Pide aderezos aparte para poder controlar las porciones.
  3. Vigila las raciones: las raciones de los restaurantes en Estados Unidos suelen ser enormes. No sientas que tienes que limpiar tu plato, pero intenta limitarte a la mitad de tu comida y llévate el resto a casa para el día siguiente. O pide uno o dos aperitivos saludables en lugar de un plato principal. Mejor aún, llévate una bolsa de comida o limita las comidas en el restaurante.
  4. Controle las calorías líquidas: todas las calorías cuentan, ya sea que provengan de bebidas de café, zumos, batidos, refrescos o alcohol. Limita tu consumo de calorías líquidas, ya que normalmente no llenan tu cuerpo. Bebe más agua (con limón o lima o pepino si lo prefieres) para mantenerte hidratado y evitar el hambre.
  5. Los que hacen dieta en un estudio de la Universidad de Harvard que comieron un puñado de frutos secos (sólo UN puñado) tuvieron más probabilidades de mantener el peso que los que no lo hicieron.
  6. Merienda con sensatez - Intenta no pasar más de 4-5 horas (excepto durante la noche) sin repostar para ayudar a que el metabolismo siga avanzando. Sé inteligente: un tentempié es pequeño y no muy calórico -como una pieza de fruta, zanahorias y palitos de apio o unas galletas integrales con humus- y sólo pretende evitar que llegues demasiado hambriento a la siguiente comida.
  7. Sigue moviéndote - Cualquier persona que haya perdido peso y lo haya mantenido sigue haciendo ejercicio. No hay forma de evitarlo: hay que hacer ejercicio de forma constante para quemar calorías y mantener la pérdida de peso. Comprométase con el entrenamiento cardiovascular, de fuerza y de flexibilidad de forma regular como una inversión para la salud y el estado físico de por vida.
  8. Busca la actividad: camina cuando hables por teléfono, invierte en un escritorio con cinta de correr si es una opción razonable, haz ejercicios de suelo mientras ves la televisión, pasea al perro a diario, monta en bicicleta durante los recados y aparca más lejos de tu destino. Pasar mucho tiempo sentado es un reto para mantener el peso. Muévete a menudo y durante todo el día.
  9. Controla el estrés - Cuando estás estresado, tu cuerpo produce más cantidad de la hormona cortisol, que regula el apetito y puede contribuir a la aparición de grasa en el vientre. Haz yoga, meditación, oración o lo que sea que te ayude a desestresarte.
  10. Dormir lo suficiente - Las investigaciones demuestran que quienes no duermen lo suficiente son más propensos a ganar peso y pueden tener más problemas para quemar carbohidratos.

Mantenerse en forma y comer sano requiere un esfuerzo consciente, pero eso no significa que tenga que ser difícil. Con estos consejos para perder peso y dedicación, verás cómo los kilos se esfuman y se mantienen para siempre. ¡Mantente con energía!