Ir al contenido

ponte sano

 

Todo el mundo quiere estar sano, pero algunos no conocen las mejores formas de estarlo, tanto física como mentalmente. La mayoría de nosotros probablemente puede admitir algunos hábitos/preferencias que no son del todo saludables.

 

 

Los pasos para conseguir una buena salud pueden ser desde sencillos hasta desafiantes, pero cada esfuerzo que hagas cuenta. Aquí tienes una lista rápida de los principales consejos que puedes seguir para estar sano y ser tu yo más saludable.

Consiga una buena salud: Nuestros 8 mejores consejos

  1. Visite a su médico y a su dentista con regularidad

    En cuanto a la medicina preventiva, lo mejor es acudir a su médico de cabecera una vez al año, y la mayoría de los dentistas recomiendan realizar limpiezas cada seis meses. Aunque no tengas ningún problema de salud actualmente, es una inversión en tu salud. Y estas visitas pueden revelar un problema que no sabías que tenías, y cuanto antes lo trates, mejor será el resultado.

  2. Evalúe su dieta

    Intenta comer menos alimentos procesados, azucarados y fritos en favor de los cereales integrales, las carnes magras, los productos lácteos bajos en grasa y las frutas y verduras frescas. Prepara tu comida y haz la cena en casa con más frecuencia en lugar de coger comida para llevar, que no te permite controlar los ingredientes ni el contenido de grasa.

  3. Beber más agua

    Todos lo hemos oído, pero muchas personas están crónicamente deshidratadas -aunque sea ligeramente-, lo que puede provocar dolores de cabeza, fatiga e incluso hambre. Limita la ingesta de café, té, refrescos y alcohol en favor del agua. Lleva una botella a la escuela, al trabajo y a los entrenamientos para que sea un recordatorio visual de que debes beber.

  4. Hacer ejercicio regularmente

    Esto puede ser un obstáculo para algunos, pero nuestro cuerpo está hecho para moverse, no para estar sentado todo el día. Los estudios apuntan a graves problemas de salud asociados al sedentarismo, como las enfermedades cardíacas, la hipertensión, la diabetes y la obesidad. Encuentre actividades físicas que le gusten -desde caminar hasta hacer yoga o jugar al tenis- e incorpórelas al menos de 2 a 4 veces por semana para mejorar su estado físico y su salud.

  5. Incorporar más movimiento

    Además del ejercicio regular, es importante moverse más en la vida diaria para estar sano. Esto incluye pasear al perro, caminar mientras hablas por teléfono, subir las escaleras cuando sea posible (en lugar de usar el ascensor), estar de pie en lugar de sentado cuando veas los eventos deportivos de tus hijos, hacer algo de calistenia mientras ves la televisión, aparcar más lejos de tu destino y caminar, ir en bicicleta a hacer recados y hacer las tareas domésticas a diario, por nombrar algunas. Ya se ha hecho una idea.

  6. Mantener el contacto con los amigos

    Para la salud mental, debes formar parte de una comunidad, ya sea tu familia, un grupo de amigos, compañeros de trabajo, un grupo de la iglesia, un equipo deportivo, una organización de voluntarios o cualquier otro grupo. El aislamiento no es saludable. Mantén el contacto con los demás con frecuencia; invierte en la vida de los demás y ríete mucho.

  7. Desenchufe periódicamente

    Es fácil dejarse consumir por la tecnología hoy en día, así que silencia tu teléfono por la noche, apaga el ordenador y limita el tiempo de pantalla. En su lugar, habla con otras personas, lee un libro, medita o encuentra una alternativa no tecnológica. Tómate unas vacaciones de tu rutina habitual para refrescarte.

  8. Dormir mucho

    Escatimamos en horas de sueño, lo que se traduce en fatiga, mal humor, falta de concentración, accidentes, estrés e incluso aumento de peso. Procura acostarte a una hora regular y, si es necesario, haz una pequeña siesta cuando puedas.