Ir al contenido

Cómo vencer la depresión invernalA medida que pasan los días y aumenta nuestra ilusión por la primavera, podemos sentirnos esperanzados por haber sobrevivido a lo peor del implacable invierno. Sin embargo, al mismo tiempo, podemos cansarnos del frío y la nieve, de los pesados abrigos y de los días sombríos. La melancolía invernal afecta a uno de cada cuatro de nosotros, principalmente a los que viven en los estados del norte.

El clima influye notablemente en el estado de ánimo, y el invierno puede parecer demasiado largo, dependiendo de dónde se viva. Es posible que te sientas aletargado, desmotivado, irritable y solitario, y que elijas alimentos ricos en carbohidratos y te quedes demasiado tiempo en el sofá. Normalmente, muchos de estos síntomas tienden a disiparse a medida que los días son más largos, soleados y cálidos.

Vencer la depresión invernal es posible con algo de esfuerzo y compromiso. Sigue leyendo para saber cómo mejorar tu perspectiva hasta la llegada de la primavera.

  1. Salir al exterior - Pasar demasiado tiempo dentro de casa puede resultar asfixiante y provocar fiebre de cabina, y el aire fresco beneficia a todos. Tome la luz del sol siempre que pueda, ya que ayuda a restablecer los ritmos circadianos del cuerpo; regula los niveles de serotonina, melatonina y vitamina D; y proporciona un impulso al estado de ánimo. Sin embargo, aunque no haga sol, pase tiempo al aire libre cada día.

Es cierto que probablemente hará frío, así que vístete con varias capas y mantente en movimiento. Pasee al perro, vaya a las pistas, patine sobre hielo, dé un paseo a la hora de comer o monte en bicicleta (si no hay nieve ni hielo). Incluso el mero hecho de palear la nieve te hace respirar con fuerza y puede ser estimulante. Además, al salir, adquieres una sensación de control, en lugar de sentirte víctima del clima.

  1. Ejercicio - Ya sea en el interior o en el exterior, el ejercicio proporciona endorfinas que mejoran el estado de ánimo, disminuye el estrés y aumenta la energía. Para obtener los mejores resultados, incorpore ejercicios cardiovasculares, de fuerza y de flexibilidad para un total de 3 a 6 entrenamientos por semana. Puedes hacer ejercicio en casa, pero ir al gimnasio ofrece una valiosa variedad y oportunidades sociales que también pueden ayudar a vencer la depresión invernal. La clave es mover el cuerpo a menudo para sentirse mejor.
  2. Invita a la luz - Aunque no haga sol, dejar entrar la luz natural es útil. Abre las persianas y cortinas de casa, pon tu escritorio cerca de una ventana, añade una claraboya y poda los árboles o arbustos que bloquean el sol. Sustituye las bombillas por otras que reproduzcan la luz natural.
  3. Come sano - Aunque los alimentos reconfortantes como las sopas pesadas, los guisos abundantes y los postres ricos suelen ser atractivos durante el tiempo frío, pueden hacerte sentir cansado y con unos cuantos kilos de más si los consumes constantemente. Elige opciones más sanas y ligeras, como fruta y verdura fresca, panes y pastas integrales, carne de ave y pescado y lácteos bajos en grasa. Limite los alimentos procesados y beba mucha agua para tener más energía y una perspectiva más equilibrada.
  4. Salga a la calle - Es fácil sentirse deprimido cuando se aísla solo en casa. Aunque puede ser difícil cuando estás deprimido, intenta ser voluntario en una organización local que apoyes, participa en actividades de la iglesia, inscríbete en una clase o únete a un club de lectura. O asiste a eventos de interés en la biblioteca, el museo o los centros de ocio de la comunidad.
  5. Busca ayuda si es necesario: si nada de lo que intentas parece aliviar tu depresión, habla con tu médico o con un terapeuta para que te ofrezca más opciones de tratamiento, como asesoramiento, fototerapia y medicación. También puedes probar a meditar, escribir un diario y leer libros de autoayuda.

Manténgase alimentado con los consejos anteriores para vencer la depresión invernal.