Ir al contenido

Sí, esto es normal. Al igual que caminar, levantar los talones de los pedales es un movimiento natural. Hay dos cosas que determinan cuánto se levanta el pie del pedal: la posición del cuerpo y la articulación del pedal. En cuanto a la posición del cuerpo, cuanto más te inclines hacia delante, más se despegará el pie del pedal. La articulación del pedal, es decir, el grado de giro del pedal, se verá afectado por el hecho de que el pedal siga el movimiento del pie. Es natural que el talón se levante más rápido que la punta del pie cuando se va hacia adelante.