Ir al contenido

mejorar la salud del corazónFebrero es el Mes Americano del Corazón en Estados Unidos, una iniciativa nacional para concienciar y fomentar comportamientos saludables para el corazón. Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en Estados Unidos para hombres y mujeres, con unas 610.000 personas que mueren cada año. Eso es 1 de cada 4 muertes.

Las enfermedades coronarias son las más comunes, con 370.000 muertes, y 735.000 estadounidenses sufren un ataque al corazón cada año: una persona cada 40 segundos. Y se calcula que las enfermedades del corazón cuestan más de 200.000 millones de dólares al año en Estados Unidos.

Pero las cifras no tienen por qué ser tan malas. Con estas aleccionadoras estadísticas, está claro que es importante dar prioridad a su corazón y adoptar hábitos saludables, como una dieta nutritiva y ejercicio regular. A continuación le ofrecemos información sobre las enfermedades cardiovasculares y consejos para mejorar la salud del corazón.

Tipos de enfermedades del corazón

Aunque la mayoría de la gente piensa que las enfermedades del corazón son ataques cardíacos, en realidad hay varios tipos de enfermedades cardiovasculares. Estas son algunas de las definiciones más comunes de WebMD:

  1. Laenfermedad de las arterias coronarias (o del corazón ) se produce cuando las arterias coronarias que suministran sangre al corazón se bloquean, lo que provoca una reducción del flujo sanguíneo y del oxígeno al corazón. Puede producirse debido a la aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y puede causar dolor en el pecho (angina) o provocar un ataque al corazón.
  2. Las arritmias son un patrón de latido irregular.
  3. Lainsuficiencia cardíaca significa que el corazón no bombea la sangre tan bien como debería para satisfacer las necesidades del organismo. Puede ser consecuencia de una EAC, una hipertensión arterial, una miocardiopatía u otros problemas de salud.
  4. Lavalvulopatía cardíaca es un mal funcionamiento de las válvulas que se abren y cierran para dirigir el flujo sanguíneo a las cuatro cámaras del corazón, los vasos sanguíneos y los pulmones. Puede provocar la obstrucción del flujo sanguíneo o la fuga de sangre.
  5. Laenfermedad del pericardio se refiere al pericardio, que es el saco que rodea al corazón, como la pericarditis (inflamación), que puede deberse a una infección.
  6. La miocardiopatía es una enfermedad del músculo cardíaco, por lo que está rígido, estirado o engrosado, y puede ser incapaz de bombear bien. Puede deberse a condiciones cardíacas genéticas, infecciones o reacciones a fármacos.
  7. Lascardiopatías congénitas se producen cuando el corazón se está formando en el feto, lo que puede dar lugar a problemas inmediatamente después del nacimiento o más tarde en la edad adulta.

Síntomas de las enfermedades del corazón

Los signos de las enfermedades cardíacas varían un poco según el tipo específico de enfermedad, pero algunos síntomas comunes son:

  • Dolor de pecho, opresión, presión o malestar
  • Dificultad para respirar
  • Desmayos
  • Dolor en el cuello, la mandíbula, la garganta o la espalda
  • Latidos cardíacos acelerados o lentos
  • Náuseas o indigestión
  • Hinchazón de manos, tobillos o pies
  • Fatiga excesiva

Si experimenta estos síntomas, busque atención médica inmediatamente. Por sí solos, no indican automáticamente que sufra una enfermedad cardíaca, pero es muy importante que se le evalúe.

Reducir el riesgo mediante la dieta

Por supuesto, lo que comemos en la dieta desempeña un papel en las enfermedades del corazón, ya que puede contribuir al colesterol alto, la presión arterial alta, la obesidad y la diabetes, que también pueden aumentar la incidencia de las afecciones cardiovasculares. Aunque hay mucha información disponible sobre los alimentos específicos que se deben consumir para mejorar la salud del corazón, éstas son recomendaciones generales:

  1. Coma más frutas y verduras - Llenos de nutrientes y fibra, y bajos en calorías, estos alimentos naturales son una de las mejores opciones para cualquier comida.
  2. Elige granos integrales - Una vez más, cárgate de fibra con pan, cereales, pasta y arroz integrales, y reduce los productos de grano refinado como el pan blanco y las galletas.
  3. Limite las grasas poco saludables: reduzca el consumo de mantequilla, margarina hidrogenada y manteca, salsas y cremas no lácteas, y opte por el aceite de canola, el aceite de oliva, los aguacates y los frutos secos.
  4. Seleccione proteínas bajas en grasa - Coma más pescado, carnes magras, alubias y legumbres, huevos, productos de soja y aves sin piel, frente al beicon, los perritos calientes y las carnes fritas.
  5. Utiliza productos lácteos descremados y bajos en grasa - Esta es una buena manera de reducir el consumo de grasas saturadas.
  6. Reduzca el sodio - Limite el uso del salero, de condimentos como el ketchup y de sopas enlatadas y comidas congeladas.
  7. Coma menos en restaurantes y prepare las comidas en casa - De esta manera, puede controlar los ingredientes de sus comidas y cómo se preparan.
  8. Vigile el tamaño de las raciones: los estadounidenses suelen comer raciones grandes, sobre todo en los restaurantes. Reduzca las porciones para controlar el consumo de calorías.

Mejorar la salud del corazón mediante el ejercicio y el estilo de vida

La Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda que los adultos realicen al menos 150 minutos semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos semanales de actividad aeróbica vigorosa (o una combinación de ambas) a lo largo de cada semana, junto con un entrenamiento de resistencia al menos dos veces por semana. La AHA también sugiere que las personas pasen menos tiempo sentadas y más tiempo siendo físicamente activas, incluso en actividades que no sean de entrenamiento.

El corazón es un músculo, responsable de hacer circular la sangre y el oxígeno hacia el cuerpo y el cerebro para mantenernos vivos. Como cualquier músculo, debe trabajarse regularmente para mantenerse fuerte.

  1. Actividad cardiovascular: el ejercicio aeróbico mejora la circulación y reduce la presión arterial y el colesterol malo, además de quemar calorías para ayudar a disminuir la grasa corporal y regular el azúcar en sangre.

No importa lo que haga, ya sea correr, montar en bicicleta, nadar o cualquier otra actividad que prefiera, pero necesita elevar su ritmo cardíaco durante un período de tiempo durante los entrenamientos, con el objetivo de hacerlo de 3 a 6 veces por semana. Los entrenamientos de estado estable, en los que se mantiene la frecuencia cardíaca al mismo nivel durante todo el tiempo, como el uso de la elíptica al mismo nivel de resistencia durante 30 minutos, por ejemplo, son valiosos. El entrenamiento por intervalos, en el que se aumenta y se reduce la frecuencia cardíaca durante intervalos de tiempo determinados, también es una buena forma de acondicionar el corazón. Consulte con un entrenador personal para saber cuál debe ser su rango de frecuencia cardíaca objetivo.

Y si está buscando una forma de evaluar su salud cardíaca, pruebe el programa 30:30 en las máquinas de Octane Fitness. Este desafiante régimen, que consiste en sprints de 30 segundos seguidos de períodos de recuperación de 30 segundos, mide la recuperación de su ritmo cardíaco, que es un indicador clave de su estado cardiovascular. Es fácil de usar y te guía a través de cada intervalo. Utilice este programa a lo largo del tiempo como una forma conveniente de evaluar el progreso de su salud cardíaca.

  1. Entrenamiento de resistencia - Fortalecer los músculos mejora la forma física general y ayuda a reducir el esfuerzo del corazón al facilitar el movimiento y la realización de las actividades diarias. También mejora la composición corporal al aumentar la masa muscular y ayudar a reducir la grasa corporal. Utiliza pesas libres, bandas de resistencia, máquinas selectoras o de placas, peso corporal y otros accesorios para forzar los principales grupos musculares del cuerpo al menos dos veces por semana.
  2. Estiramientos - Aunque los ejercicios de flexibilidad no elevan necesariamente el ritmo cardíaco, también facilitan el ejercicio y el movimiento en general al mejorar la salud musculoesquelética. Esto no sólo permite hacer un mejor ejercicio, sino que puede ayudar a reducir el riesgo de caídas y lesiones.
  3. Hábitos de vida: cuídese bien limitando el consumo de alcohol, no consumiendo tabaco, evitando las drogas, manteniendo un peso saludable, durmiendo lo suficiente, controlando el estrés y relajándose regularmente. Acuda a su médico anualmente para revisiones y sométase a las pruebas de detección recomendadas para su edad. Estos comportamientos son una importante inversión en su cuerpo y pueden contribuir en gran medida a proteger su corazón.