Ir al contenido

Aunque los propósitos de Año Nuevo se asocian a menudo con el fracaso o la falta de logros, no todos renuncian. Y el proceso de mirar hacia adelante y establecer objetivos para este año es saludable y puede guiar el cambio de comportamiento.

Si aún no has identificado ningún objetivo para 2020, aquí tienes algunas opciones bastante sencillas y factibles. Elige uno o varios y ve a por ellos. Si se descarrila, no se castigue. Tienes 365 días enteros para perseguir estos mejores propósitos de Año Nuevo para la salud.

Los mejores propósitos de año nuevo para la salud

  1. Camine más y suba por las escaleras - A menos que tenga un trabajo activo, la mayoría de nosotros pasamos demasiado tiempo sentados. Intenta caminar más para beneficiar a tu cuerpo y a tu mente. Eso significa hacer los recados a pie, bajarse del autobús una o dos paradas antes y caminar, convertirse en dueño de un perro o en voluntario en un refugio, saltarse el ascensor y subir las escaleras, celebrar reuniones a pie en el trabajo, caminar cuando se habla por teléfono, cortar el césped y tal vez invertir en un escritorio con cinta de correr. Simplemente, muévete más.
  2. Bebe de forma más inteligente - Toma más agua de forma consciente llevando una botella contigo, guardando una en tu coche y en la oficina y pidiendo agua junto con tu café o en lugar de otras bebidas en los restaurantes. Tendrás más energía, tu piel tendrá mejor aspecto y puede que incluso bajes algunos kilos.
  3. Varía tu ejercicio - Sabías que el ejercicio estaría en esta lista. Si no haces ejercicio, empieza a hacer algo. Y si hace ejercicio con regularidad, pruebe algo diferente, como tomar una nueva clase, suscribirse a un servicio de entrenamiento en streaming, subirse a un equipo diferente, contratar a un entrenador, unirse a un club de corredores, etc. Asegúrate de que realizas un entrenamiento cardiovascular y de fuerza para obtener resultados óptimos. Desafíe a su cuerpo de forma diferente y haga participar a su mente.
  4. Coma más frutas y verduras - Otra cosa predecible, sí, pero tan importante para su salud. Prepárate un batido por la mañana, lleva fruta en el almuerzo e incluye verduras en la cena. Busca nuevas recetas para incorporar más frutas y verduras a tu dieta diaria.
  5. La vida esestresante, y esto afecta a tu cuerpo y puede aumentar tu susceptibilidad a las enfermedades y los problemas de salud. Encuentre una forma de desestresarse -como el yoga, la meditación, escribir un diario, un masaje, un baño caliente, la lectura o cualquier otra cosa que le relaje- y hágalo con regularidad. Planifica unas vacaciones cada año.
  6. Dormir más - Muchos de nosotros estamos privados de sueño, así que intenta acostarte y levantarte aproximadamente a las mismas horas cada día. Cuando te falte tiempo para dormir, échate una siesta de 15 a 30 minutos para reponer fuerzas.
  7. Voluntariado - Sí, muchos de nosotros tenemos poco tiempo, pero ayudar a los demás da grandes beneficios y nos desvía de nosotros mismos. No tiene por qué ser un compromiso enorme, pero el voluntariado alimenta el espíritu y puede reducir la mortalidad.
  8. Cuidatu cuerpo - Parece obvio, pero la gente a veces pasa por alto el autocuidado. Hazte revisiones físicas periódicas, acude al médico cuando te duela algo, utiliza un rodillo de espuma, visita a un quiropráctico o a un acupuntor para el dolor, toma vitaminas y mucho más.
  9. Abraza la amabilidad y la gratitud - Es fácil quejarse y ser negativo, lo que drena tu energía. Y en el estresante mundo actual, la grosería se cuela con más frecuencia. Encuentra cosas por las que estar agradecido cada día y compártelas con los demás. Sé amable con los demás y no esperes nada a cambio.
  10. Note rindas - Si fracasas en tus propósitos, no abandones. Vuelve a empezar y persevera. Tú puedes hacerlo.